viernes, 27 de mayo de 2016

Adivinanza



Hay un verbo
que estoy deseando conjugar,
una adivinanza
que se esconde tras tus pestañas,
un resplandor en la oscuridad,
un juego malabar.


Se trata de una forma pronominal,
una jerigonza
en la primera persona del plural,
para la que son imprescindibles tus labios.

Parece un sencillo baile de palabras,
un jeroglífico con sabor a paladar
que nos habla del silencio
que guarda un verso perdido
en medio del universo,
buscando la eternidad.

Sé que la respuesta
camina distraída por tu boca,
que está dibujada
con destellos de auténtica magia pura
y el sedimento de miles de estrellas
que configuran...

...esa ensenada de coral
donde todo cobra sentido,
cuando las palabras callan
y las conjugaciones estallan
en centelleos de libélulas
para comprender que resides
en cada uno de mis latidos.

                                    josiño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada